martes, 19 de enero de 2010

Alcazaba Cadima (III). La Bab al-Unaydar o Puerta Monaita


En la esquina noroeste de la Alcazaba Vieja de Granada, justo al finalizar el lienzo norte de la muralla que ya vimos, nos encontramos con uno de los principales accesos al recinto, la puerta conocida como Monaita. Actualmente se localiza en el cruce de la Cuesta de la Alhacaba con el Carril de la Lona. Su construcción es del siglo XI posiblemente bajo el mandato de los primeros monarcas ziries: Habbus (1025-1038) y Badis (1038-1075) quienes hicieron construir una madina fortificada tras el inmenso transvase de población desde la destruida ciudad de Elvira a la nueva capital. Su nombre árabe original es el de Bab al-Unaydar (Puerta de las Eras) al parecer por la existencia de una era cerca de la puerta, el término Monaita sería de la castellanización de Unaydar.


Presenta la puerta un acceso con dos arcos de herradura de piedra ligeramente apuntados y unidos por una bóveda de medio cañón. Tras esto se accede a un pequeño patio cuadrado para la guardia que formando una entrada en recodo simple conduciría a otra puerta que da paso a la alcazaba y de la cual no quedan apenas indicios. Los materiales empleados para levantar el conjunto de los dos arcos de herradura es la piedra como se ha dicho, utilizando para las dovelas la proveniente de La Malahá, la de las jambas de piedra franca y los dinteles de ladrillo. La bóveda de cañón intermedia es de ladrillo rojo estando reforzado por dos arcos fajones, igualmente de ladrillo, que soportan el peso de la estructura llevando el empuje de la bóveda hacia el suelo. En esta bóveda se pueden apreciar las quicialeras de madera donde encajarían las puertas originales. La entrada da acceso a un patio rectangular que, al no tener una puerta de entrada enfrentada a la exterior, da lugar al tipo llamado puerta en recodo sencillo, esta estructura es una de las principales características de la Puerta Monaita.

Planta del conjunto.

La disposición de dos entradas formando un giro entre ellas mejora con creces el sistema de dos puertas opuestas ya que ante un ataque los defensores embestirían de frente al enemigo con mayor ventaja. Esta puerta junto a la de las Pesas son las primeras que utilizan este sistema defensivo en todo el territorio andalusí. El origen de este sistema se remonta al antiguo Egipto donde es aplicado en las casas para obtener mayor intimidad aunque después sería adoptado en las puertas de las ciudades adquiriendo así el carácter defensivo del sistema. La introducción de este método defensivo en Al-Andalus se debe a la influencia que tuvo Bagdad, donde ya se utilizaban las entradas en recodo en sus fortificaciones, sobre la zona africana del Magrib de donde eran originarios los ziries, quienes trajeron las técnicas y formas constructivas de la zona.


A la derecha de la puerta se dispone un gran torreón de medidas irregulares ya que no tiene forma rectangular. La torre defiende la entrada a la puerta además de servir de apoyo a esta. Al otro lado de la puerta se sitúa el arranque de la muralla aunque muy transformada todavía se pueden observar el parapeto original y el amplio grosor de sus muros ya que tenía la función de albergar un adarve en la parte superior. La escalinata de acceso es reciente y cubre la rampa original que daría acceso en zigzag a la puerta. Esta rampa es usual en las construcciones musulmanas para una mejor defensa ya que dificultaba la llegada a la puerta haciendo que los caballo resbalaran y el jinete tuviese que desmontar para llegar al recinto.

Como ya denunciamos en "La Puerta Monaita y el Presente", aunque el estado de conservación es bueno, el estado de abandono en el que se encuentra hace que se convierta su interior en un vertedero de mugre y escondite para drogadictos que para nada se merece este magnifico ejemplo de arquitectura militar musulmana.


Patio interior de la puerta.

3 comentarios:

AMGCH dijo...

Estimados amigos y paisanos: Os invito, creo que se puede aún, a trasgredir algo las normas: Justo enfrente del Palacio de Dar-al-Horra hay una valla con una abertura. Pasando bajo ella os podeis situar en el mismo lienzo de muralla, paralelos a la Alhacaba, bajo el Aljibe de la Gitana... y bajar paseando hasta la misma Puerta de Monaita, en su parte superior. En mi entrada: http://vuelvoagranada.blogspot.com/2009/07/fotos-ineditas-de-granada.html la tercera fotografia corresponde a esta localización.
Un abrazo.

El Último Reino dijo...

Por suerte o por desgracia ese hueco en la valla situado en en callejón de las Monjas está cerrado desde este pasado otoño haciendo su entrada imposible. Y digo por suerte por que aunque no se pueda disfrutar de ese mágnifico entorno cargado de historia, la mayoría de las personas que se "colaban" por ese hueco no iban ni mucho menos a deleitarse de lo que allí hay. Como habrá podido comprobar hasta en la terraza de la puerta hay graffitis.

Esperemos que esa zona pueda ponerse en valor para disfrute de todos sin necesidad ni de colarse por vallas ni saltar muros.

Un saludo amigo y gracias por seguir este espacio.

alzapua dijo...

Hola, quiero felicitarte por tu trabajo.Estoy creando un blog "pueblos",donde publicar mis fotos, y articulos que voy encontrando. me gustaria utilizar algo tuyo. un saludo.